Esta noche me he dedicado a leer “The Zen of Steve Jobs” publicado por Obreron (grupo Anaya) de la mano de Caleb Melby, colaborador de Forbes. En cuanto me he enterado de su publicación me he dedicado a leer opiniones de las distintas webs tanto literarias como de tecnología para averiguar más sobre este cómic, y me he decidido a leerlo en formato ePub en mi iPad. Me intrigaba todo eso de como el Zen había influido en la vida de Steve Jobs y a la hora de crear los productos de su compañía.
En cuanto he terminado de leerlo, mi opinión coincide bastante con la de Aurora Ferrer, colaboradora de la revista Quo.es. Después de leer la biografía oficial de Steve Jobs (y dando por sentado que todo lo que pone es cierto) la forma en la que se expresa en el cómic como el estilo oriental y en especial Kobun Chino Otawa influyeron a la hora de crear los productos de Apple me parece un poco… cómica. Es sabido que Steve Jobs aprendió caligrafía en la universidad, cosa que hizo antes de sus viajes en busca del “carma y/o orientación espiritual”.
Además, el cómic pasa de unas fechas a otras de una forma desordenada sin sentido alguno para alguien que ya ha leído otros libros sobre el co-fundador de Apple y el diseño de las viñetas deja que desear.

En definitiva, me parece otra “basura” que quiere aprovecharse de la imagen de un genio/visionario y de la marca de la manzana mordida para obtener beneficios.

Compartir

2 thoughts on “The Zen of Steve Jobs”

  1. Hola Fernando. Encontré este post buscando información sobre el Zen, y curiosamente soy informático, asi que no pude evitar leerlo. Bueno voy al grano, creo cinceramente, que Steve Jobs está enormemente sobrevalorado. El único mérito real, palpable, que ha tenido, ha sido crear de la nada un negocio formidable, es un gran hombre de negocios que es adorado como un genio por millones de personas, ¿genio de los negocios?, ¿es eso digno de admirar?. Para ello ha tenido que: traicionar a amigos y pisotear empleados. Todo para venderte productos que no sabías que necesitabas, fabricándolos en China, usando mano de obra extremadamente barata, gente explotada bajo condiciones de vida de casi prisión. Busca ipodcity en google. A todo esto, la aportación real de Jobs a las nuevas tecnologías es ínfima comparada con tantos y tantos padres de la informática que mueren o cumplen aniversarios de su muerte y nadie dice nada ni hacen libros sobre ellos.

    Perdona por todo esto pero me crucé con tu blog justo en el momento más inoportuno. Un saludo.

    1. Gracias por tu comentario Efrain, pero creo que en algunas cosas te equivocas. Claro que nos acordamos de los padres de internet, de los padre de Internet con ARPANET, etc…
      Esta claro que con Steve Jobs se exagera algunas cosas, pero no hay que quitarle mérito a lo que ha logrado en el sector, al igual que también se habla de Bill Gates. Tal vez se habla más de ellos por estar mas reciente.
      Steve Jobs ha creado productos acorde con las necesidades y evolución de los clientes a su tiempo, es decir, avanzo los productos en el tiempo que nadie había hecho hasta la fecha. Digamos que es el precursor de hacer realidad los avances en la tecnología y llevarlos al público (que es lo mas difícil). Y con todo ello lo que consiguió después con las tecnologías móviles y todo lo que rodea a este mundo (que es muy grande).
      Si para ello ha tenido que traicionar a amigos, bejar a empleados etc… Eso ya va con cada persona y su forma de ser, ahí no entro y solo valoro sus creaciones. Pero yo, al crear mi empresa creo que haría lo mismo (sin bejar a nadie), buscaría lo mejor de lo mejor para llegar lo más lejos posible.
      En relación a utilizar trabajadores en países subdesarrollados o con mano barata donde los empleados trabajan en condiciones infrahumanas… Todo gerente, director, dueño de empresas buscan el mayor beneficio para su empresa, esa es la razón de existir de toda empresa, obtener el máximo rendimiento al menor coste y si ciertos países se lo permiten, creo que la culpa no es del empresario sino de país que lo consiente.
      Aunque te recomiendo que leas un artículo en el que un empleado de foxconn daba su opinión con la reducción de horas de trabajo e indicaba que estaba ahí para trabajar y ganar todo lo que pudiera para ahorrar para después llevar todo ese dinero a su familia y pueblo.

      Esta claro que cada uno tiene su opinión, dependiendo de gustos y visión, pero lo que esta claro es que una empresa debe llegar lo mas lejos posible de la forma más profesional y humana posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *