Ahora mismo se habla de lo  que está pasando en las ciudades españolas, en ciertos lugares como en países árabes se habla de que la «revolución del pueblo» ha saltado el estrecho y se expande por España, otros siguiendo estas palabras, dicen que la crisis y la incompetencia de los gobernantes llevando a estos países a unos extremos (las palabras textuales creo recordar que era países pobres), han terminado por cansar a sus ciudadanos y se revelan contra el sistema como buenamente pueden o les dejan.

Esta claro que la crisis ha hecho mella es los ciudadanos, que sus gobernantes no han sabido o podido  conducir en una dirección efectiva para evitar la situación actual, pero… ¿realmente la culpa es de los gobernantes? Viajemos en el tiempo hasta ese fatídico 11 de Marzo en el que casi dos centenares de personas murieron y casi 2.000 resultaron heridas. Al día siguiente un nuevo movimiento surgía en las redes sociales, algo inexplicable que se agravo con supuestos SMS, miles de jóvenes por primera vez acudieron a las urnas con un único motivo, no el de cambiar la situación política o social del momento, sino por castigar a un partido político haciendo de las elecciones de ese año en las más participativas del último siglo. El resultado, mira desde hoy hacia el 2004.

Si todos esos jóvenes ignorantes de política y situación social pioneros de la generación «ni-ni» se hubiesen parado a pensar un poco, a mirar las propuestas electorales de cada partido, otro gallo cantaría. Me gustaría saber cuanta gente de la que está ahora mismo en las calles protestando por nuestra situación no hicieron tal cosa en el 2004. Puede que algunos lo achaquen a la educación arcaica que recibimos desde hace décadas pero una cosa que permite nuestra democracia actual es el libre pensamiento y la libertad de expresión.

Con esto no quiero decir que no este a favor de las reivindicaciones, la mayoría de las cosas que piden son las que me afectan como joven español y las sufro, pero hay que ser realistas y aprender, hacer las cosas correctamente desde el principio y no hacer lo que haga la mayoría como borregos.

Ahora todos los partidos políticos se afanan en reivindicar los actos de los ciudadanos que se encuentran ahora mismo en las calles y adaptar su agenda y propuestas. Que casualidad, ahora los emprendedores son el futuro, todos crearan fondos para los emprendedores y apuestan por la creatividad y competitividad de las empresas españolas frente a la de otros países. Si yo perteneciera a un partido político empezaría a reorganizar filas, meter gente más joven y con nuevas actitudes en las primeras líneas y reconsideraba el programa electoral haciendo realidad propuestas que saquen al país del agujero en el que se encuentra y no leyes que sigan favoreciendo a los ricos.

Compartir

One thought on “Revolución Española”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *