En un mundo al que yo pertenezco desde hace poco tiempo como es el del 2.0, donde entré de penalti y gracias a un gran amigo, todo me pareció… una «pasada». Gente muy profesional y entendida en el marketing 2.0 e Internet que se pasa toda la semana asistiendo a eventos, congresos y sus posteriores fiestas donde reina un ambiente maravilloso donde todo el mundo se ayuda y comparte conocimiento y experiencias. Cuando se me presento este mundo ante mis ojos pensé… he encontrado Oro! Por fin un trabajo donde te pagan por disfrutar, conocer gente y asistir a eventos.

Ha pasado el tiempo, me he ido especializando en el Social Media y realizando algunos trabajillos de Community Manager para mi propio proyecto mientras asisto a eventos rodeados de personas que han llegado a convertirse en amigos y compañeros de fatiga, en definitiva, estoy más metido en el mundillo y cada día conozco más las entrañas de él. Lo que me ha dado conocimiento de que como todo en esta vida, siempre hay gente con la que discrepas, tienes mal entendidos o simplemente no nos gusta el trabajo de otra persona. Dentro de todo trabajo esto es lo normal, simplemente ignoras estos asuntos y te dedicas a hacer lo mejor posible tu trabajo.

El problema viene cuando hay personas que se dedican a verter mentiras e intentar tapar su incompetencia perjudicando más que otra cosa a otros compañeros que quieren hacer su trabajo. Estas personas se sienten intimidados por los verdaderos profesionales e intentan que el resto de personas o sus propios jefes no se den cuenta de ello entorpeciendo la labor de los demás, tal es la incompetencia de estas personas que se ven obligadas a regalar entradas para los eventos que organizan.

Personalmente no me dedicaré a perseguir a esta gentuza ni empezar una encrucijada contra ellos, simplemente los ignoraré y haré vacío en los eventos, hacerles saber que no me importa ni su trabajo ni ellos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *